avispa-asiatica

Trucos para eliminar la Velutina

avispa-asiatica

Se han convertido, en pocos años, en una de las amenazas considerables para nuestro ecosistema. Cómo deshacerse del avispón asiático es una verdadera prioridad, porque su presencia podría poner en peligro la supervivencia de uno de los insectos vitales del mundo: las abejas. Un animal imprescindible para nuestro futuro que, sin embargo, es el principal objetivo de esta especie invasora llegada de Asia a través de la globalización.

Aunque no es común, la avispa asiática o la Vespa velutina pueden instalarse en nuestro jardín. Una presencia que no solo puede inquietarnos sino que, además, debemos avisar a las autoridades competentes. Por un lado, para que puedan ejercer el control necesario sobre este flagelo que ha colonizado este país en apenas una década. Pero ese no es el único motivo para intentar alejarla de nosotros: su toxicidad es superior a la de las avispas autóctonas, por lo que una picadura también puede poner en peligro nuestra salud.

Entonces, veamos algunas cosas para entender acerca de este visitante no deseado. Y, sobre todo, cómo intentar evitar que se instale cerca de nosotros.

Entender como es la avispa asiática

A pesar de existir durante tanto tiempo, la Vespa velutina sigue siendo desconocida para los simples mortales. Un extraño cuyos detalles no conocemos tan importantes como su apariencia o hábitos. Por mucho que pensemos en detalles innecesarios, nada más lejos de la realidad. Para eliminar la avispa asiática, es necesario comprender cómo identificarla y distinguirla de otros tipos de avispas.

Es fundamental entender que aunque utilicemos plantas repelentes de insectos o trampas para avispas para disfrutar del aire libre en paz, estas juegan un papel fundamental en el ecosistema que nos rodea. Si bien no tenemos esto en cuenta cuando pensamos en cómo atraer insectos polinizadores al jardín, la verdad es que hay varios géneros de avispas que son beneficiosas para nuestro medio ambiente.

Además: hay una razón de peso para entender cómo identificar Vespa velutina. Y el desconocimiento de sus características suele llevarnos a eliminar otro insecto sumamente imprescindible para nuestro entorno: la Vespa crabro. Una especie de avispa de buen tamaño que, además de ser autóctona y similar a la avispa invasora, es fundamental para eliminar la avispa asiática. La razón es simple: es un depredador natural, ya que pertenece al territorio

¿Cómo reconocerla?

Para evitar confusiones, es fundamental comprender las características físicas básicas del avispón asiático, comenzando por una fundamental: la combinación de colores de su cuerpo. La principal diferencia entre los crabros y otras avispas radica en dos particularidades. Por un lado, su cuerpo es oscuro y termina en amarillo. Por otro lado, las puntas de sus patas también son amarillas.

Aparte de eso, su tamaño también es mucho más grande que la situación de las avispas. Debes saber que la avispa asiática mide entre dos centímetros y medio en el caso de las obreras; y tres años y medio en el caso de los ejemplares de mayor tamaño. También son algo más grandes que las avispas que conocemos.

Como eliminar de forma natural la velutina

velutina-nido

Además de comprender cómo se ve físicamente, también es importante saber cómo eliminarlo de nuestro entorno. Lograrlo es relativamente sencillo si conocemos sus comportamientos y hábitos. Sólo así podemos evitar que se apodere de lo que nos rodea con lo que implica.

  1. Revisa los agujeros y accesorios decorativos que se levantan

La sencillez de encontrar alimento hace que la avispa asiática esté cada vez más presente en las zonas urbanas. Por tanto, no solo es posible encontrarlo en jardines, sino que también se puede instalar en terrazas.

Es posible que el avispón asiático encuentre refugio en agujeros, nidos que montamos a nuestro alrededor, toldos exteriores o incluso faroles y otros complementos ornamentales. Por sus características específicas, este tipo de avispa buscará siempre y en cualquier momento refugio en las alturas.

Para saber si esto forma parte de nuestra proximidad, sería imprescindible visitar estos espacios a finales de invierno.

2. Mantener limpio el jardín

Si bien prefiere espacios altos, la Vespa velutina comienza a formar nidos casi a ras de suelo. Con la llegada de febrero, las reinas, que han permanecido enterradas para evitar el frío, comienzan a formar el nido primario.

A diferencia de los nidos secundarios, los nidos primarios también suelen construirse a nivel del suelo. Para ello las reinas aprovechan la hojarasca y las malas hierbas presentes en el jardín. Algo que nos puede suponer un riesgo, ya que a pesar de ser una avispa relajada, es muy beligerante si siente que su nido corre peligro.

Por eso, lo ideal es que de febrero a junio mantengamos el jardín lo más limpio posible para evitar que se asienten en el interior.

3. Comprueba la anidación en nuestros árboles


El siguiente paso de este nido primario que acabamos de ver es el segundo y definitivo. Un nido enorme generalmente en forma de pera; y que son extremadamente simples de admitir debido a su característica forma de pera.

A partir de abril, las colonias de avispas asiáticas comienzan a crear el nido definitivo. Un momento que coincide con la aparición de las hojas en las ramas de los árboles suele ser difícil de seguir hasta el momento en que el nido ya está colocado.

¿cómo eliminarla una vez detectada en nuestro Jardín?

velutina-nido

Aunque queramos eliminar la avispa asiática, no está en nuestras manos. Especialmente en el caso de los nidos, su manejo debe hacerse de manera profesional y siempre siguiendo un circuito oficial para evitar desgracias. Cada Red Social Autónoma dispone de un servicio específico para controlar a este invasor, simplemente informándole de la existencia de un nido para que pueda tomar las medidas oportunas.

Es fundamental detener la progresión de esta peligrosa clase para nuestros ecosistemas. Por eso, si ves alguno, tanto en casa como en el campo, ¡no dudes en traerlo para que lo entiendan las autoridades competentes!

Un pequeño gesto que nos permitirá cuidar un poco más de estos insectos que tanto necesitamos y que podrían verse amenazados por este invasor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×