Realiza el mantenimiento de estanques en verano

estanque-japones

La llegada del buen tiempo requiere necesariamente conocer los datos sobre el mantenimiento de los estanques en verano. Un tiempo que permite disfrutar al máximo de estos pequeños ecosistemas acuáticos, más que nunca protagonistas del jardín. Es entonces cuando tenemos la oportunidad de observarlos en su máximo esplendor, pero también es cuando requerirá mucho más nuestra atención.

Este calor que nos atrae a los humanos afecta la estabilidad de nuestro lago. No solo hace que el pez, si tiene alguno, sea más activo con lo que conlleva. Además, el aumento de las temperaturas es responsable de la floración de la mayoría de los tipos de plantas de estanque. Una vista maravillosa que, sin embargo, puede ser perjudicial para nuestro ecosistema si no hacemos el trabajo que requiere en estos días calurosos.

No cabe duda de que el verano con sus plantas, es una época para vivir y disfrutar en paz. Por ello, nada como comprender las tareas de mantenimiento de los tanques para esta época del año y aplicarlas de forma estricta.

4 labores para realizar el mantenimiento de estanques en verano

estanque-con-peces

Al igual que con otros trabajos de jardinería, como el cuidado del césped en verano, nos enfrentamos a una temporada mucho más difícil en lo que respecta al estanque. No solo estamos hablando de tu hora punta, sino también de la temporada que es mucho más concurrida para tu comodidad. Por ello y como parte de nuestras actividades diarias, debemos ofrecer dedicar unos minutos a su mantenimiento.

Una garantía de que la flora y la fauna sobreviven a los meses cálidos y que, además, el mantenimiento del lago en otoño es mucho más fácil de hacer.

La limpieza periódica del agua, una tarea clave


Si bien comprender cómo mantener limpia el agua del lago es esencial en todas las épocas del año, lo es aún más en el verano. Recuerda que el calor también es responsable de la proliferación de algas y malas hierbas, tanto dentro como fuera del estanque. Malos compañeros para limpiar tus aguas, pero, sobre todo, una auténtica amenaza para tu equilibrio. Además, como nuestras plantas a lo largo del río están en flor, tampoco tiene sentido: los restos que caigan al agua ayudarán a ensuciarla.

Una de las principales tareas del mantenimiento de los tanques es mantener limpia el agua.


Además, es fundamental revisar el filtro con regularidad. Es más que posible que requieran una limpieza regular, por mucho que eliminemos las impurezas del agua todos los días, algunas de ellas habrán terminado en esta clase de dispositivos. Al darles un acercamiento una vez a la semana, se asegurarán de que puedan hacer su trabajo correctamente.

Asegurar la oxigenación del agua, una de las claves para el mantenimiento del lago en verano

estanque-de-interior


Obra fundamental en el mantenimiento del estanque. Una buena oxigenación del agua mantendrá el equilibrio de nuestra cuenca pero, sobre todo, garantizará la vida que acomoda. El aumento de las temperaturas tiene una influencia directa en la cantidad de oxígeno en el agua: cuanto más caliente está el agua, menos oxígeno libre contiene. Algo que podría comprometer, más que nada, la vida de los peces que lo habitan.

Además de controlar el oxígeno en el agua, podemos anticiparnos a esta demanda de varias formas. Si se opta por medios mecánicos, basta con instalar un aireador o una cascada. Pero si hay un método natural y perfecto es optar por oxigenar las plantas. Su presencia evitará un exceso de dióxido de carbono y la proliferación de algas.

Supervisar los escenarios hídricos, imprescindible


Una vez más, la tarea de mantener el estanque está estrechamente relacionada con el aumento de temperatura. El calor y la evaporación del agua reducirán el nivel de nuestro depósito, aunque de manera significativa. Algo que pueda poner en peligro a peces y plantas. Evite revisar los niveles al atardecer y reponer el agua faltante. Es fundamental utilizar agua sin cloro y preferiblemente a una temperatura cercana a la del tanque.

Controlar la alimentación de nuestros peces, detalle fundamental para el invierno 🐠


Si tenemos peces en nuestro estanque, es fundamental continuar con la dieta habitual. Si ya hemos visto que siempre quedan restos de comida, en verano, más que nunca, debemos comprobar que no se queda en el agua pasados ​​unos minutos. Será una fuente de nitratos que matará el agua.

También es fundamental revisar la dieta de nuestros peces. Dado que estarán casi adormecidos durante el invierno, es en el verano cuando acumularán recursos que los mantendrán saludables durante la estación mucho más fría. Pensándolo bien, es interesante sustituir determinadas dosis diarias por pescado congelado. Nutrición mucho más completa que los alimentos secos, porque retienen todos los nutrientes originales, al no haber sido procesados.

Y con estas sencillas tareas de mantenimiento del lago una cosa es segura: disfrutaremos de nuestro pequeño ecosistema acuático de forma fluida y equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×