Ficus elástica y sus cuidados

ficus-elastica-rosa

Ficus elástica, es una de esas plantas de interior incontenibles. Por un lado, su belleza ornamental se puede personalizar con la elegancia de sus hojas de un verde intenso. Por otro lado, el cuidado flexible de los ficus es tan sencillo que hace que esta planta sea un poco laboriosa. Esta planta, también conocida como ficus resistente, es una de esas especies resistentes ideales para quienes tienen poco tiempo pero no quieren renunciar a la decoración natural.

Aunque a menudo se cultiva en interior, es posible hacerlo en exterior. Cosa reservada solo para sitios tropicales o climas mediterráneos, ya que entre las curas del ficus flexible está el de tenerlo a una temperatura que varía entre los 16 y 21 grados. Algo que no es negociable, ya que estamos hablando de una planta originaria de las selvas tropicales de Asia e India. Orígenes que marcan definitivamente tus necesidades de calor.

Por otro lado, si seguimos literalmente el cuidado flexible de los ficus, no tendremos ni una sola planta durante muchos años. Además, apreciaremos su impresionante tamaño. Y resulta que esta planta, con poco esfuerzo, puede alcanzar tamaños increíbles. Algo que sin duda la convertirá en la pieza central de cualquier look.

Porque si algo tiene el ficus elástica es porque es una de las plantas verdes más preciadas que existen.

Luz, Riego y los secretos del ficus elástica

ficus-elastica-interior

Como buena planta resistente, el mantenimiento de los ficus elástica es fácil y se basa principalmente en 2 puntos: luz y riego.

La primera, la luz, es una de sus necesidades básicas. La ficus elástica necesita mucha luz y también debe exponerse a la luz solar directa. Por eso, debemos buscar un ambiente luminoso en el que te sientas cómodo y mantengas tu ritmo de crecimiento. De lo contrario, la planta perderá una parte significativa de sus hojas. Una alternativa aceptable, si el espacio no tiene toda la iluminación de la que hablamos, es rotar el jarrón con regularidad. De esta forma todas las hojas recibirán la luz necesaria para mantener su tamaño y color.

A la hora de regar, siempre debes ser moderado. Y de nuevo: antes de volver a regar es bueno comprobar que el sustrato esté completamente seco. A pesar de sus orígenes tropicales, los ficus flexibles no pueden soportar el exceso de agua. Si seguimos regando, veremos como las hojas inferiores de la planta empiezan a ponerse amarillas y a caer.

Pero ese no es el mayor problema. Sin embargo, este es solo el comienzo de la aparición del hongo. Algunos pueden dañar el desarrollo de la planta e incluso poner en peligro su vida. Por motivos como estos, entre las curas del ficus flexible, se debe considerar que tiene buen drenaje. La mejor forma de evitar la acumulación de agua en las raíces.

Plagas y limpieza, 2 tratamientos de ficus elásticos a tener en cuenta


Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de mantener Ficus Elastic es estar atento a las plagas. Cuando se cultiva en interiores, es más de lo normal que los ácaros y las cochinillas se adhieran a ellos. Exactamente igual en otras plantas, tenemos que proponer la eliminación de los parásitos desde el primer síntoma de los mismos en nuestra planta.

Dejamos como resultado dos tratamientos con ficus elásticos que responden mucho más a cuestiones estéticas que a las exigencias de la planta. Por un lado, tendremos que conducirlo. Al ser una planta con un enorme desarrollo vertical, tenderá a volcarse con su peso si se planta en una maceta. Por otro lado, le gusta limpiar las sábanas de vez en cuando. Suelen acumular polvo y, además de cuestiones estéticas, puede ser una barrera para que la planta absorba la luz que necesita. Una buena razón para mantener limpias las sábanas.

Ficus elástica para Decorar exteriores

ficus-elastica-exterior

Aunque poco conocido, el Ficus elastica es un árbol. Algo que a menudo nos sorprende, ya que estamos acostumbrados a cultivar en interior. Sin embargo, nos da una idea de cómo se está desarrollando. Con las condiciones adecuadas, es más que posible que la planta crezca a buen ritmo. Algo que, si queremos cultivarlo en interior, nos obliga a podarlo en alto para favorecer su desarrollo en ancho.

Sin embargo, si queremos mantenerlo afuera y dejar que crezca libremente, es fundamental tener cuidado. Aunque puede soportar bajas temperaturas de hasta cero grados, lo cierto es que no acepta la congelación. Un hecho que nos obligará a protegerte siempre de ella.

Pero para crecer en exterior es fundamental que la planta tenga un período de aclimatación. Una de las cosas a considerar cuando se trata de ficus flexibles es que no tolera bien los cambios de temperatura. De hecho, si eso sucede, la planta limpiará por nosotros, dejando caer las hojas. Entonces, si quieres tenerlo al aire libre, lo ideal es hacerlo de forma gradual hasta que estés completamente aclimatado.

Pero para crecer en exterior es fundamental que la planta tenga un período de aclimatación. Una de las cosas a considerar cuando se trata de ficus flexibles es que no tolera bien los cambios de temperatura. De hecho, si eso sucede, la planta limpiará por nosotros, dejando caer las hojas. Entonces, si quieres tenerlo al aire libre, lo ideal es hacerlo de forma gradual hasta que estés completamente aclimatado.

Ya sea para plantar al aire libre o trasplantar de la maceta original, es aconsejable utilizar compost de plantas verdes durante al menos seis meses. Con una aplicación cada 15 días, ayudaremos a que la planta crezca en las condiciones de su nueva ubicación. Un suscriptor que tendrá que darse de baja si comienza la temporada de invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×