Las flores preservadas | 5 mejores consejos

flores-preservadas-novia

Las flores preservadas son las aliadas perfectas para decorar variedad de lugares, pero también para perpetuar los recuerdos. Y sucede que ¿Quién no sueña con tener flores perfectas desde el primer día y durante mucho tiempo? Una buena razón para que siempre tratemos de entender cómo conservar su ramo de flores. Pero ojo: aunque tenemos una vida más larga que las demás, no tenemos la posibilidad de perder de vista los cuidados con flores estabilizadas. Algunos que harán una decoración duradera a nuestro hogar.

Lejos de lo que pueda parecer, cuidar las flores preservadas no supone mayores dificultades. Una ventaja interesante para algunas flores que tienen el sobrenombre de eternas aunque, en realidad, no lo sean. Es cierto que si nos adherimos estrictamente a su cuidado, podremos disfrutarlo a lo largo de los años. Pero también hay que tener claro que, al cabo de un tiempo, empezarán a perder textura y color.

Pero nada de lo que decepcionarse a partir de ahí. La enorme virtud de las flores preservadas es que mantienen intacta su belleza durante tres a cinco años, dependiendo de la variedad. Un momento más que atractivo que, con la calculadora en mano, refuerza un detalle: aunque son mucho más caras que las flores frescas de la floristería, con el tiempo acaban resultando mucho más rentables. Una razón válida para considerar disfrutar de su intrépida belleza.

Conoce a fondo las flores preservadas 🌹

cupula-flores-preservadas

Tan importante como saber cómo cuidar las flores preservadas es comprender qué son realmente. Y es importante comenzar con algo que, si bien parece obvio, a menudo genera dudas. Sorprendentemente, las flores preservadas son flores naturales. Algo que sorprende por su larga duración pero también por su color. Esta es exactamente otra de las virtudes de la flor estabilizada: se puede teñir.

¡Una hermosa propuesta para disfrutarla durante años!


Otro problema que suele surgir es confundirlas con flores secas. Y aunque las apariencias pueden engañarnos, no tienen nada que ver entre sí. Si nos dejamos llevar solo por las miradas, hay 2 especificaciones que las diferencian. La primera es que la flor conservada conserva su olor original, lo que no es el caso de la flor seca. La segunda es que la flor seca pierde la riqueza de su textura original durante el proceso de secado.

Y es precisamente en este punto donde la flor conservada se diferencia de la flor seca. La flor seca es así porque está privada del agua que pertenece a los tallos, hojas y flores. En el caso de las flores preservadas, el desarrollo es diferente. Es cierto que en un primer momento se secaron, pero, a falta de agua, los capilares de las plantas se llenaron de glicerina: factor que permite que estas plantas se mantengan en perfectas condiciones. Solo así es posible que las flores y las hojas no pierdan su aroma, color o forma.

Si te queda alguna duda sobre las flores preservadas, aquí te dejo un vídeo para que puedas seguir informándote

Los mejores cuidados para alargar la vida útil de las flores preservadas 🌷

En este momento que tenemos claro cuáles son, es el momento de entender el cuidado con flores estabilizadas. Por el hecho de que, a pesar de su extraordinaria duración, hay algunos consejos que debemos conocer para que duren tanto como esperamos. Y por ahora, no solo eso. Entender cómo cuidar nos permitirá estar en perfectas condiciones en ese momento.

Y, lejos de lo que podamos pensar, no son nada complicados. Solo tienes que entender cuáles pueden ser los enemigos en tu vida.

La Luz es clave para la vida de las flores preservadas ☀️

Aspecto fundamental para poder alargar la vida de nuestras flores estabilizadas. A diferencia de las plantas de interior o exterior, las flores liofilizadas no se sienten bien bajo el sol. Recuerde que su tejido vegetal estaba lleno de glicerina, por lo que el sol no solo no es un requisito, sino que también puede ser una amenaza.

Y es fácil comprender la importancia del sol en las flores preservadas. Sus rayos pueden acelerar el desarrollo del secado del líquido a base de glicerina que las mantiene.

Evitar los ambientes húmedos 💦

El otro gran enemigo de nuestras flores preservadas. La humedad puede hacer que se pudran, por lo que es importante dejarlos lo más secos posible.

Tampoco es conveniente colocarlos en un lugar con corrientes de aire o cerca de fuentes de calor, como radiadores o lámparas.

Limpiar el polvo con mucha delicadeza 🧹

ramo-flores-preservadas

Un detalle que puede verse desde un criterio estético pero que es realmente la clave para su conservación. Aunque este tipo de flores no necesitan fotosintetizar, el polvo puede dañar la estructura de los pétalos y las hojas.

Y aquí viene la pregunta: ¿cómo limpiar? Sencillo: utilizar siempre y siempre un plumero o, si no, un paño de forma gradual.

Ten mucho cuidado de no aplastarla 👊🏼

Otro cuidado de las flores preservadas que hay que tener en cuenta. Debido a que no tiene jugo, este tipo de flor no tiene la elasticidad de las flores naturales. La destrucción de los pétalos o flores puede romperlos.

Nunca las metas en agua 💧

Además, si crees que poner tus flores en una maceta con agua es una buena idea, o si crees que necesitan humedad, ¡no lo pienses dos veces! Como la humedad, el agua puede hacer que se pudra.

El cuidado de las flores en escabeche es simple y fácil de hacer y prolongará su vida aún más.

¡Y vale la pena hacerlo aún más atemporal!

Puedes comprar flores preservadas desde esta tienda !Muy recomendable! Y si necesitas algún consejo no dudes en dejar tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×