¿Puedes conservar una flor de pascua todo el año?

flor-de-pascua

¿Como conservar una flor de pascua todo el año? A estas fechas pertenece el disfrute de su característico color rojo durante el periodo navideño. Sin embargo, con el objetivo de las festividades, surge la duda de cómo conservar la nochebuena durante todo el año. Para empezar, porque hay muchos que creen erróneamente que es una planta que no está viva en Navidad. Y, para continuar, porque la nochebuena es una planta que requiere cuidados rigurosos durante todo el año para sobrevivir. Unos que no implican mucha dificultad, pero que necesitas conocer en profundidad para conseguirlo.

Ser capaz de conservar las flores de Pascua durante todo el año requiere comprender las peculiaridades de las plantas de interior mucho más delicadas que existen. Su popularidad como estrictas no es en vano ya que exigen mucha atención. Y no solo eso: también cierta mano a la hora de la jardinería. Solo así podremos volver a disfrutarlo las próximas Navidades. Y sólo así, del mismo modo, evitaremos el disgusto de verlo mal.

Si desea conservar la flor de pascua durante todo el año, averigüe qué cuidados necesita. Y ármate de paciencia. Porque, a diferencia de otras plantas que prácticamente se cuidan solas, esta necesitará tu ayuda y atención para mostrarse por completo las próximas Navidades.

6 tips para conservar una flor de pascua todo el año

Antes de conocer en detalle cómo cuidar la flor de Pascua durante todo el año, es fundamental entender algo. En muchas ocasiones, durante el periodo navideño, observamos que la planta pierde sus hojas. Y automáticamente tendemos a pensar que se está muriendo. Un pensamiento tiene toda la lógica, pero eso, en el caso de la nochebuena, es erróneo. Pasadas estas fechas, se acostumbra empezar a tirar las hojas inferiores conservando las superiores. Si es así, estaremos ante una planta bien aclimatada a nuestra casa, preparándose para sobrevivir al invierno y volver a crecer.

En base a eso, echemos un vistazo a siete consejos de cultivo para conservar las flores de Pascua durante todo el año. Algunas que nos ayudarán a disfrutarlo también, las próximas Navidades.

El riego, fundamental para conservar la nochebuena durante todo el año

flor-de-pascua-en-ventana-todo-el-año



A pesar de su apariencia, la flor de pascua es un algodoncillo. O, lo que es lo mismo, una planta perteneciente a la familia de los cactus. Por ello no requiere una gran dosis de riego, sino todo lo contrario. La forma ideal de conservar la poinsettia durante todo el año es dejar secar el sustrato entre riegos. Algo que ocurre aproximadamente cada tres o cuatro días.

Tampoco confiamos completamente en esta pauta de 2 riegos por semana porque la proporción de agua también dependerá de la temperatura ambiente. Además, es importante eliminar el exceso de agua del fondo de la maceta. Es más: si queremos regar correctamente, lo ideal es no hacerlo directamente sobre la planta. Poniendo agua en la placa base y dejándola durante 15-20 minutos, nuestra nochebuena obtendrá la hidratación que necesita.

La Temperatura, el aspecto a tener en cuenta

Lo ideal es que nuestra planta esté ubicada en un espacio entre 16 y 22 grados. Una temperatura perfecta para su cuidado durante todo el año. Si observamos que a nuestra planta se le empiezan a caer las hojas es porque está sujeta a grados de reserva.

Estrechamente relacionado con esto, debemos tener cuidado con las corrientes de aire si queremos mantener la flor de pascua durante todo el año. No los toman bien. Además, si vivimos en época de calor y decidimos trasplantarla directamente a la tierra, tendremos que hacerlo protegiendo la planta de las heladas.

La iluminación, el elemento más improtante para la flor de pascua

Otro de los tratamientos que, sí o sí, debemos aportar a nuestra planta: la luz. La nochebuena requiere mucha luz, por lo que lo ideal es colocarla cerca de una ventana. Durante los meses de invierno, cuando el sol está más fuerte, puede recibir luz solar directa.

Sin embargo, cuando comienza a llegar la primavera, es recomendable mantenerlo alejado del sol. Esto puede marchitar las hojas.

Conserva la flor de pascua todo el año

Trasplántala en Navidad

Si decidimos darle a nuestra planta mucho más espacio para crecer, no podemos posponerlo. Lo ideal es que lo hagamos cuando termine la floración, de forma que podamos cumplir con esta tarea hasta el mes de febrero.

La poda, afecta al crecimiento

flor-de-pascua-aprende-a-cultivar

Muy relacionado con el trasplante, ya que debe realizarse exactamente en la misma época del año. Pero eso no es todo: hay dos tareas para conservar las flores de Pascua durante todo el año que van unidas. A la hora de trasplantar, lo ideal es podar los tallos a unos diez centímetros de la base y siempre por encima del nudo foliar.

El uso de pasta cicatrizante después de la poda nos ayudará a conservar la nochebuena

Una vez hecho esto, lo ideal es cubrir los cortes con un producto cicatrizante. De la misma manera, ayudaremos a la planta a mantener su salud a pesar de las lesiones infligidas.

El Abono, en 2 épocas del año

Para crecer y prosperar, la flor de pascua necesita nutrientes adicionales. Y es, de hecho, en estos 2 momentos de su periodo vegetativo cuando es necesario conseguir el abonado.

Entre los meses de febrero y marzo, lo ideal es utilizar una suscripción de desarrollo. Y es que, para favorecer la aparición de esas ansiadas hojas rojas, entre octubre y noviembre tendremos que aplicar un abono específico para floración.

Conseguir las hojas rojas

Algo que sorprende a quienes logran conservar la nochebuena todo el año es verla verde. Y resulta que el color original de sus hojas es de un color muy intenso, alejado del rojo que conocemos. No te extrañes: las hojas rojas son, en cualquier caso, brácteas que protegen la floración de la planta.

Para hacerlos, debes entender cómo poner hojas rojas en la flor de Pascua. ¡Un trabajo que definitivamente vale la pena!

Y ahora solo queda un truco para conservar la poinsettia todo el año. Y esto no es más que mimar mucho a nuestra planta.

Una mancha invisible que agradeceremos, sin embargo, dándonos su característico color rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×